¿Por qué se realizan Demoliciones?

    La construcción de edificios conlleva mucho tiempo, sus demoliciones, mucho cuidado. Derribar un edificio supone un nivel de planificación y cuidado que hace imprescindible la contratación de expertos.

    Hoy vamos a explicar algunas de las razones por qué se escoge destruir un edificio.

    Inestabilidad estructural

    Cuando una estructura lleva muchos años expuesta a las inclemencias del tiempo, es propensa a dañarse. Incluso puede llegar a suponer un peligro para la seguridad pública, si está a punto de caerse. Esto suele pasar cuando un edificio es descuidado o cae en desuso por mucho tiempo. Una vez llegado al punto crítico de suponer un peligro para el público, a menudo los costes de renovarlo son excesivos y los propietarios (o, en su defecto el estado,) deciden optar por una demolición.

    Características peligrosas

    Algunos edificios construidos hace mucho tiempo no cumplen con la vigente normativa de seguridad, sobre todo porque en esa época no existía. Y la normativa existe para que no se repitan algunos accidentes ya ocurridos. Nos referimos a las construcciones que pueden suponer un peligro de incendio, o incluso edificios con cañerías de plomo, que son altamente nocivas. Cuando una edificación es declarada como peligrosa por una de estas razones, la demolición es una solución mucho más fácil que su renovación.

    Construcción de nuevos edificios

    Según se dice, “una ciudad viva está siempre en construcción”, y eso es porque siempre existe la necesidad de edificar nuevas construcciones y ampliar las existentes. Y algunas veces estos nuevos edificios requieren algunas demoliciones a sus alrededores para tener el espacio necesario.

    Sin embargo, sea cual sea la razón para el derribo, ¡es importante realizar una demolición segura y cuidadosa con el medio ambiental!

     1

    0 Comentarios