¡Recicla tu viejo coche con nosotros!

    En España hay demasiados coches en circulación – en 2019 llegamos a 532 coches por 1000 habitantes según datos de Statista.com. Y ese número parece que solo vaya creciendo. Por eso no basta con abandonar tu viejo coche en el garaje, hay que llevarlo al desguace para reciclarlo. Pero de eso nos encargamos nosotros, claro.

    En Alberich contamos con un método de reciclaje de vehículos inutilizables o antiguos que llamamos VFU (Vehículos Fuera de Uso), y que procesamos según requerido por la Ley 11/1999. Nuestro método es una fuente potente para la transformación de materias primarias a través de cualquier tipo de vehículo. ¿Te contamos cómo?

    El primer paso es asegurarse de que el vehículo entre a las nuestras instalaciones de Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T). Aquí es donde llega después de que el propietario lo entregue al desguace. Se requiere la documentación del vehículo para tramitar la baja del mismo.

    Una vez que se comprueba que no hay ningún inconveniente con el automóvil se pasa a la descontaminación del vehículo para extraer todos los líquidos y componentes que pueden resultar ser un riesgo para el planeta o para la salud como puede ser el aceite, la batería o el combustible, entre otros. Ahora te preguntarás dónde van destinados estos elementos extraídos. Nos encargamos de que tengan una correcta gestión medioambiental para no perjudicar el planeta.

    Una vez se ha descontaminado el vehículo, aquellas piezas que se consideran que pueden utilizarse de segunda mano son recuperadas y testeadas para asegurarse su funcionamiento.

    El resto del vehículo que no puede utilizarse se convierte en chatarra, se separan los distintos materiales y se reciclan también.

    ¿Por qué es importante reciclar tu viejo coche?

    La importancia y el compromiso que sentimos con el medioambiente permite que trabajemos en la transformación de las piezas recicladas del vehículo en materias primas como la construcción de muebles, césped artificial, neumáticos, pastillas de freno o combustible para determinadas industrias. Por lo tanto, el proceso de descontaminación permite reciclar componentes para darles una nueva vida.

    Por otra parte, llevando el coche al desguace, se evita la generación de basura y frenamos la utilización indiscriminada e innecesaria de recursos naturales. También evitamos que los coches sean abandonados en medio de la vía pública o en garajes privados.

    ¿Necesitas deshacerte de tu antiguo vehículo? ¡No dudes en contactarnos!

     

    0 Comentarios