¿Conoces los riesgos de no transportar correctamente los residuos?

    Los residuos se gestionan en plantas de tratamiento especificas especializadas.

    Todos los residuos, sean del tipo que sean, necesitan ser recogidos y transportados desde el origen de su generación a su destino de tratamiento para su reciclaje, valoración o destrucción (LA IMPORTANCIA DE RECICLAR). Es por esto que transportar correctamente los residuos se convierte en una de las partes más importantes de la gestión de residuos para evitar riesgos. 

    Sin importar que los residuos sean peligrosos o no, lo primordial es realizar un transporte adecuado, empleando los medios que corresponden y siguiendo la normativa en vigor; creada para evitar problemas medio ambientales.

    Según la ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, tal como se especifica en los artículos 25 y 26 dedicados al transporte de residuos, distinguiendo entre eliminación o valoración, se especifica que el transporte de residuos debe efectuarse siguiendo unos criterios específicos de autosuficiencia y proximidad.

    El incumplimiento de la normativa conlleva sanciones pero, lo más importante, es que puede poner en grave riesgo la salud de los trabajadores, de personas externas y puede suponer un peligro importante para el medio ambiente.  

     

    Beneficios de un correcto transporte.

     

    Garantía.

    Asegurar que el destino y el tratamiento de los residuos que generamos es el correcto nos garantizará que trabajamos con centros gestores autorizados para su eliminación o valoración. 

    Normativa Ambiental. 

    Todos sabemos los problemas medio ambientales existentes en nuestro planeta y lo importante que es el cumplimiento de la normativa ambiental en el reciclaje. 

    Riesgos de salubridad. 

    Al trabajar y coordinar el traslado de residuos a centros de gestión autorizados aseguramos la salubridad para las personas y para el medio ambiente. 

    Residuos peligrosos. 

    El tratamiento de residuos peligrosos está regulado a partir de una normativa fija y estricta.

    Al hablar de materiales peligrosos, se hace mucho más evidente la importancia de transportar correctamente los residuos; dado los grandes riesgos que supone. 

    Para el transporte de residuos peligrosos se utilizan vehículos especialmente diseñados, rutas especialmente fijadas y una documentación legal especifica. A parte de esto, los conductores de dichos transportes tienen que haber superado el curso especifico ADR (Transporte de residuos peligrosos).  

    Principio de proximidad. 

    Esta norma, creada por la UE (Union Europea) tiene como objetivo la reducción de las distancias recorridas por los residuos.  Buscando que el tratamiento se realice lo más cerca posible del lugar donde se generan. 

     

    0 Comentarios